Trekking, Cabalgatas y Buceo:
actividades outdoor buscan atraer a visitantes

El Austral El Diario de Osorno

El turismo de a poco comienza su reactivación tras meses complicados producto de la pandemia por el covid-19. Son varios los emprendedores de diferentes comunas los que realizan entretenidas actividades al aire libre, quienes esperan retomar sus servicios durante la época estival.

La provincia de Osorno se caracteriza por sus hermosos paisajes, una gastronomía y hotelería de excelencia, pero también porque ofrece un sinfín de actividades para que los turistas que visitan la zona puedan disfrutar, divertirse y llevarse un recuerdo maravilloso de su estadía por los diferentes destinos que ofrece la zona.

Sin embargo la pandemia ha golpeado fuerte al sector, sobre todo a la provincia que el año pasado estuvo prácticamente en confinamiento total o parcial, lo que generó fuertes pérdidas e incluso el final de algunos emprendimientos ligados al turismo.

Y si bien estamos lejos de que la pandemia llegue a su fin, sobre todo ahora porque en las últimas semanas los casos positivos por covid-19 han ido en aumento, de igual manera existen mayores libertades, lo que ha hecho que estén llegando más visitantes a la zona, fenómeno que genera una reactivación en el mundo turístico.

De hecho en la provincia son varios los emprendimientos y emprendedores turísticos que se dedican a diferentes actividades al aire libre o outdoor, que desde hace unos meses nuevamente comenzaron a operar y recibir visitantes después de una larga espera debido a las restricciones propia de la emergencia sanitaria.

Las comunas de Puyehue, Puerto Octay, San Juan de la Costa y Purranque ofrecen una serie de actividades para desarrollar, las que van desde cabalgatas, canopy, trekking, kayak, pesca deportiva, ascensos a volcanes, senderismo, entre otros, los que no se pudieron desarrollar la temporada estival pasada con normalidad.

BUCEO

Caleta Cóndor es uno de los destinos pocos explotados pero de excelencia, ubicado en la comuna de San Juan de la Costa, el cual se caracteriza por sus aguas de color turquesa y la gran diversidad de especies que ofrece la selva valdiviana de la cordillera de La Costa.

En este sector, al cual se puede llegar en lanchones con un viaje de aproximadamente 2 horas, el buzo David Vargas tiene su empresa ligada a esta actividad, en la cual partió en 2001 primero como buzo mariscador y que después derivó al buceo como deporte que además es una actividad recreativa.

«Hace unos tres años que me estoy dedicando al buceo recreativo. Antes de eso trabajé como buzo mariscador, pero de a poco me fui perfeccionando más porque mi objetivo siempre fue poder dedicarme a ser instructor de buzo ya que desde siempre tuve en la mente poder hacer clases, transmitir lo que he aprendido y mostrar las maravillas que tenemos acá en Caleta Cóndor», reconoció Vargas.

El buzo trabaja con su hermano Cristian, quien es su ayudante en este emprendimiento. Explicó que en este tiempo se han dedicado a lo que en la disciplina se llama el «bautismo», que son clases principalmente para principiantes o personas que nunca han tenido la experiencia de realizar la disciplina.

«Antes de la clase práctica, tenemos que realizar una inducción para explicar todo el proceso y enseñarles los conceptos básicos del buceo. Lo fundamental es que los alumnos vayan perdiendo el miedo porque es una experiencia diferente, por lo mismo le explicamos las medidas de seguridad, todos los cuidados que tienen que tener antes de entrar al agua. Si bien algunos catalogan este deporte de alto riesgo, adoptando los consejos es muy seguro», apuntó David.

Indicó que como son clases para principiantes, no llegan más allá de 10 metros de profundidad. Especificó que son de carácter individual o de máximo dos personas siempre y cuando pueda trabajar con su ayudante.

«El tiempo en que los alumnos puedan estar bajo el agua dependerá de la capacidad de cada uno porque es según el consumo del estanque que puede ser en promedio de 25 minutos, ya que hay algunos que consumen más oxígeno. En un comienzo la idea es que los alumnos se vayan familiarizando con el equipo», manifestó Vargas.

Dijo que la experiencia es increíble porque el fondo marino tiene una gran biodiversidad, por lo que no solo lo único es que puedes respirar debajo del agua sino que se van a encontrar con estrellas de mar, peces, diferentes tipos de algas, pulpos, entre otros.

«No es necesario estar a muchos metros sino que ya a los 4 metros de profundidad uno se encuentra con diferentes tipos de especies que habitan el mar y la sensación es maravillosa. Los alumnos quedan muy contentos con la experiencia. Es un privilegio lo que tenemos en nuestro mar», recalcó Vargas.

Comentó que si bien ya tiene agendadas algunas horas para realizar clases en época de verano, el grueso de los alumnos que tiene son los que al llegar se enteran de que se imparten clases de buceo, por lo que quieren vivir esa experiencia.

«Desde el mes de octubre comencé a impartir algunas clases, pero ya en diciembre se viene más fuerte porque aumenta el flujo de visitantes en Caleta Cóndor, así es que ya nos estamos preparando. Lo único que se necesita para realizar esta actividad son las ganas porque nosotros contamos con toda la implementación», comentó el buzo David Vargas, a quien pueden ubicar en redes sociales como en Facebook por Centro de Buceo Caleta Cóndor.

CAMINATAS

También en San Juan de la Costa el diseñador y guía turístico Francisco Cantero realiza un tour all inclusive por el sector de Caleta Cóndor, donde los visitantes pueden realizar largas caminatas que se pueden extender por unas 6 horas en medio de la selva valdiviana que ofrece la Cordillera de la Costa, combinando actividad física y turismo rodeado de la naturaleza.

«Mi tour es all inclusive y parte desde Osorno hacia Bahía Mansa para posteriormente tomar una lancha hacia Caleta Cóndor. Una vez allá ellos se quedan en sus cabañas para luego reunirnos con la comunidad indígena para que se conozcan e intercambien sus culturas. Posteriormente vamos a caminar y vamos hablando un poco del bosque, qué especies pueden encontrar de la flora y fauna. En esa jornada vamos al mirador y como está todo incluido tomamos fotografías, luego bajamos a la playa y las cascadas, después recorremos y terminamos con un picoteo con productos de la zona y mucha conversación», comenta.

Ya en la segunda jornada, después de un buen desayuno, salen a realizar el trekking Mapu Lahual por el sendero Los Alerces. Se efectúa un circuito donde pasan por 10 miradores, pasando por bosques de olivillos y alerces, donde incluso se pueden apreciar los vestigios que dejó la tala indiscriminada del árbol milenario cuando no había un plan de manejo como el que existe actualmente, para posteriormente retornar y disfrutar de unas tinajas.

En el último día del tour, como deben abordar las lanchas para regresar a Bahía Mansa, las actividades son más acotadas pero de igual manera está la posibilidad de realizar kayak en el sector.

«Tenemos parte de enero y febrero con muchas reservas, pero para diciembre ha estado más lento. De todas maneras estoy contento porque estamos reactivando el turismo ya que trabajo con muchos emprendedores del sector», comentó.

Para quienes quieran contactarse y conocer más detalles o hacer consultas sobre este tour Caleta Cóndor, lo pueden hacer al Facebook Turismo Osorno, al Instagram @osornoturismo o al fono +569 97704014.

CABALGATAS

En el sector de Manquemapu, comuna de Purranque, vive junto a sus padres y hermano el estudiante de Mecánica Automotriz, Brian Cadigan, quien tuvo que congelar su carrera debido a la pandemia pues no había clases presenciales y porque además la conexión a internet en el sector es deficiente.

Su familia se dedica al trabajo con alerce, por lo que tienen cinco caballos que ayudan en las labores de arrastre de la madera. A partir de ahí se le ocurrió al joven estudiante comenzar con su emprendimiento llamado Cabalgatas Lahual Manquemapu.

«Como trabajamos en el alerce, tiramos las tejuelas con el caballo pero se nos ocurrió la idea de realizar cabalgatas porque los paisajes son maravillosos. Tenemos cinco caballos, por lo que son cuatro disponibles para los turistas más el que monto yo, para quienes nos quieran visitar y disfrutar de esta experiencia», dijo Cadigan.

De hecho son cuatro las rutas que realiza Cadigan junto a sus turistas. La primera que es con menor dificultad y que dura dos horas es por el río Manquemapu; la segunda que es la ruta alercera que llega al refugio Palin que tiene una duración de 5 horas ida y vuelta.

Luego está la tercera ruta que llega al salto Palihue que es el mismo camino que el circuito anterior, pero hay que agregar 40 minutos de caminata dado que no se puede seguir con caballos. Y finalmente está el circuito que llega a la playa Cabo Quedal, un lugar maravilloso y que pocas personas han visitado.

«Este último recorrido es de un día para otro por lo que hay que quedarse a dormir en carpa en la playa, pero es un lugar increíble por el color del mar y su entorno. Es un paraíso», dijo Cadigan, quien agregó que quienes quieran contactarlo lo pueden hacer a través de redes sociales como Facebook Cabalgatas Lahual Manquemapu o bien al whatsapp +569 93834701.

TREKKING DEL ALMA

Trekking al Alma con Aibandú es el nombre del emprendimiento de Alejandra Guerra, quien vive en la comuna de Puerto Octay, donde realiza entre otros servicios retiros personalizados o en pequeños grupos que van desde 1 a 3 días, lo que dependerá del momento evolutivo de cada persona.

«Retiro de crecimiento interno se llama Trekking al Alma, que es una caminata interior, donde podemos aprovechar las cosas de la naturaleza como para ayudarnos. Pero no es el ir a la cascada o hacer este sendero, sino que usamos el sendero si es que las condiciones del tiempo lo permiten para hacer este trabajo interno», dijo Alejandra Guerra.

Comentó que por lo general la gente está haciendo retiros de 1 día de 10 de la mañana a las 18 horas, son personalizados, individuales o grupos de 2 o 3 personas, porque el programa lo hace en conjunto con la persona, de manera de saber en qué estado evolutivo está para ayudarla o guiarla al siguiente paso; es decir, no hay un programa predefinido sino que se construye según el nivel de conciencia de la persona y dependiendo de la cantidad de días.

«Esto también dependerá de la época del año. Si está lindo vamos a la orilla del lago porque estoy a 100 metros. Si es otoño y el tiempo lo permite, podemos ir al bosque y ver hongos, podemos ir a la cascada, etc. Se utilizan los trayectos para hacer cantos vibracionales, elevación de frecuencia vibratoria en contacto con la naturaleza o simplemente nos quedamos en mi parcela, donde nos sentamos debajo de los árboles o entre las flores y hacemos el trabajo del rosario de arcoíris o simplemente conversamos, porque cuando hacemos senderos muchas veces el foco se desvía», agrega.

Comenta la emprendedora que este trekking no sólo trae consigo el bienestar físico por el hecho de caminar en contacto con la naturaleza, sino que también busca que la o las personas se encuentren consigo misma para hacer un cambio de vida en pos de la sustentabilidad y crecimiento interno.

Para quienes quieran contactar a Alejandra Guerra, lo pueden hacer en Instagram por @trekking_al_alma.

Fuente: https://portal.nexnews.cl/showN?valor=i1lan

Artículos Relacionados

Menú