Proteger la Naturaleza es un Buen Negocio

Carolina Morgado,
Directora Fundación Rewilding Chile-

El Divisadero

Históricamente nos hemos regido por una falsa dicotomía: que la protección de la naturaleza es contraria al crecimiento económico. Sin embargo, los números han demostrado que el cuidado del medio ambiente puede ser un buen negocio, tanto para el desarrollo de los territorios como también para el bienestar de todas las formas de vida del planeta. Entre los efectos de invertir en la naturaleza, destacan la mitigación del cambio climático, la protección contra inundaciones, la provisión de agua limpia y la conservación del suelo, entre otros. Tras la recuperación de la pandemia por Covid-19, se prevé que el sector ‘naturaleza’, incluyendo el turismo de conservación, crezca entre un 4 y 6% anual, en comparación con menos del 1% para la agricultura, la silvicultura y la pesca. Así lo destacaron los autores del informe Protegiendo el 30% del planeta para la naturaleza: costos, beneficios e implicaciones económicas, reporte que analiza las consecuencias económicas de la propuesta impulsada por un grupo de científicos y organizaciones de proteger el 30% de los ecosistemas marinos y terrestres para el año 2030.

El paradigma clásico del turismo de masas está cambiando, una tendencia que venía hace algunos años y que la pandemia ha reforzado. Hoy los turistas valoran cada vez más las experiencias vinculadas a la naturaleza, conectando con los territorios por medio de sus paisajes, y por sobre todo, a través de las culturas, identidades y patrimonios que le dan vida. Un nuevo estudio publicado por Booking.com, que incluye información recopilada de más de 29.000 viajeros en 30 países durante el 2021, señala que la crisis sanitaria ha significado un punto de inflexión, ya que el 83% de las personas de todo el mundo que viajan consideran importante hacerlo de forma sostenible. Al potenciar el turismo como consecuencia de la conservación e invertir en los parques nacionales, se genera un círculo virtuoso, donde las comunidades aledañas dejan de ser lugares de paso, y se convierten en anfitrionas de los visitantes, impulsando motores de desarrollo económico armónicos con la protección de la biodiversidad. A esto apunta el Comité Interregional de la Ruta de los Parques de la Patagonia, una gobernanza única en Chile en la que participan Sernatur Los Lagos, Aysén y Magallanes, Fundación Rewilding Chile, el legado de Tompkins Conservation, Per Turismo Aysén y PTI Ruta de los Parques de Corfo Los Lagos, que busca una gestión sustentable y articulada de este territorio, asegurando un beneficio económico, pero también social y ambiental. Hoy más que nunca debemos repensar nuestro modelo de desarrollo, ya que la humanidad, no puede sostenerse en el paradigma de crecimiento sin límites. Debemos buscar alternativas de desarrollo donde la producción vaya de la mano con la conservación, y así puedan prosperar todas las comunidades de vida del planeta.

Fuente: https://portal.nexnews.cl/showN?valor=idzb7

Artículos Relacionados

Menú