Conversando con Anne Laure Zufferey de Suiza, equitadora y profesional de cabalgatas en Europa.

También las efectúa con su marido chileno en la Patagonia Chilena en Aysén.

¿Qué tipo de caballos se utilizan (razas, castrados/yeguas, ambos)? 

Castrados y yeguas, pero preferiblemente no potro (demasiado complicados de manejar); preferimos caballos bien portados y no demasiado grandes: Franches Montagne (raza suiza), Ponis, caballos ligeros… pero también hay mestizos y purasangres. En casa, es Franches Montagne y mi caballo actual para conducir es… ¡un Selle Français (170cm)! Demasiado grande, pero tan agradable, seguro y sociable con los demás…

¿Qué tipo de monturas, bocados y riendas?

Sillas de montar western muy a menudo, sillas de trekking, incluso sillas de doma, dependiendo del lomo del caballo y del equipaje. Mi guarnicionería siempre se hace a medida y es revisada regularmente por un guarnicionero. Mantas largas, de material natural en el lomo del caballo, a menos que lleve una alfombra de microfibra (material desarrollado para víctimas de quemaduras y personas encamadas en hospitales = masaje permanente de la piel, así que no hay presión). Equipaje de Stamoid (lona de camión) hecho a medida para mis monturas: se mantiene impermeable, es sólido y es fácil de arreglar.

Todavía tenemos muchos frenos básicos como embocadura, pero cada vez es más frecuente encontrar sidepulls o hackamores; todo tipo de riendas, abiertas o cerradas. Personalmente, prefiero las cuerdas de barco (drizas), que son fuertes, no se estiran y no hacen daño a las manos, fijadas con mosquetones. También utilizo las riendas como ataduras.

¿Qué ropa se recomienda (guías y clientes)?

Confortable, evitando lo sintético, especialmente para la ropa interior. Prefiero las mangas largas en todas las estaciones y los pantalones de algodón/elastano. Cuanto más cubierto esté, menos deshidratado estará.

Minichapas o chaparreras, zapatos resistentes para caminar, pero no demasiado anchos, con un pequeño tacón y bordes ascendentes. Prefiero el Gore-Tex, incluso en invierno. Calcetines deportivos, una chaqueta militar de algodón para la temporada de calor y una chaqueta de invierno que llega hasta las caderas para la nieve. En invierno llevo ropa interior de esquí de fondo y un gorro de motorista bajo el casco.

Los cascos son muy recomendables, pero no todo el mundo los ha adoptado.

Para la lluvia, no soy muy de abrigos, porque siempre se me moja la entrepierna… prefiero las dos piezas o los grandes pelterines que se encuentran en el departamento «western».

Guantes o manoplas según el tiempo que haga, porque he tenido varias lesiones/fracturas en las manos y todavía están sensibles.

¿Qué cuidados reciben los caballos (alimentación, suplementos, patas)?

Todos mis caballos están herrados con cuatro púas de tungsteno (dos en la pinza y una en cada talón), porque también están enjaezados. El terreno suizo suele ser pedregoso (especialmente en el Jura) y hay que proteger los pies descalzos con sandalias. Si puedo dejar a los caballos en los pastos durante la noche, prefiero hacerlo.

Cuando monto, no llevo polainas (rozan y se calientan, y no sirven para nada), pero puedo llevar cascabeles en las patas delanteras cuando tengo un caballo joven que se golpea los pies.

Para la alimentación: hierba si es posible, heno (unos 7kg al día), alfalfa para los caballos viejos (proteínas, calcio y potasio), minerales (nos falta selenio en el Jura), una pequeña cantidad de cereales (1 a 2kg, según el trabajo), y agua fresca toda la que quiera.

Desparasito tres veces al año. Por el momento, las vacunas contra la gripe y el tétanos son suficientes en Suiza, pero voy a hacer otras vacunas para Francia: Nilo Occidental y Rinoneumonía. En Alemania, ahora añado la rabia…

Ya no esquilo a mis caballos en invierno, aunque estén trabajando: los seco… No tengo que cubrirlos cuando están en el parque.

¿Cuánto dura un viaje y cuánto tiempo deja para descansar entre un viaje y otro?

A la mayoría de los clientes les gusta caminar despacio (unos 25 km al día), hacer una buena pausa para comer, cenar bien… y salir a la aventura durante cinco días como máximo. ¡Senderismo de lujo! Con los clientes, cuento una media de 5 km/h… Entre las pausas para orinar, los problemas de ropa, el caballo que se arrastra, el cliente cansado… no vamos rápido. Solo, cuento más bien con 7 km/h, porque mis caballos tienen un buen andar.

En cuanto a mis caballos, he montado durante diez días sin descanso y no les importa.

Por otro lado, para mis seis semanas en Francia, me voy a dar un día libre a la semana, para hacer la colada, la compra, visitar los alrededores…

Fuera de temporada, mis caballos no hacen mucho porque son adultos o viejos: parque, parque, parque. Trabajo a los jóvenes en la arena y les doy una buena base de doma clásica y salto, para que estén preparados para cualquier eventualidad.

¿Existen recomendaciones específicas para la protección del medio ambiente cuando se monta a caballo? 

No más que para cualquier otro tipo de senderismo: no dejar basura en la naturaleza, no molestar a la fauna y al ganado, no galopar en cualquier lugar y con cualquier tiempo… Se supone que no debemos dejar que los caballos roan los árboles durante los descansos, pero en nuestros pastos hay suficiente hierba para interesarlos.

En Suiza, el gran problema es la propiedad privada y los pastos que no están necesariamente vallados; hay que respetar estas zonas si se quiere seguir montando. En la ley de bosques, no se permite utilizar nada más que las carreteras. El cantón del Jura es una excepción y considera que los caballos forman parte de la movilidad suave: se permite cualquier camino suficientemente estable.

¿Existe alguna táctica de seguridad para los clientes?

La misma regla que para cualquier tipo de paseo: uno establece claramente el comportamiento esperado (cortesía, no abusar del alcohol, etc.…) y se alinea con la pareja jinete/caballo más débil. Esto genera frustración en los demás participantes. Prefiero viajar con grupos de personas que ya se conocen y les indico el nivel de conducción que se espera. Hay que ser firme en cuanto a la seguridad: yo dicto los ritmos, dónde se va y dónde no… y a menudo me quedo atrás para vigilar a mis clientes, sobre todo al principio del recorrido.

¿Alguna táctica de seguridad para el guía?

Conocer el terreno, plan B en caso de que algo vaya mal con los clientes (caballos y humanos). Lo más importante es no tener que preocuparse por su propio caballo: yo pienso y mi caballo lo hace.

¿Tienen algún seguro para la actividad (organizador)?

Seguro de responsabilidad civil adicional, pero el mejor seguro es tener cuidado.

¿Algún seguro para la actividad (cliente)?

La mayoría de mis clientes vienen con su propio caballo. Por lo tanto, son responsables de su caballo, siempre y cuando no los envíe a un terreno peligroso. Los clientes que alquilan un caballo deben tener un seguro de responsabilidad civil adicional para el alquiler de caballos.

¿Se utiliza la mula para los viajes largos?

Sí, lo sé. Creo que en la montaña la mula es muy superior al caballo; más lenta, piensa más por dónde va, no tiene miedo a las alturas, carga tanto como un caballo, come casi de todo y se porta bien si eres justo con ella.

Tengo un amigo que jura por ellos.

Pero no es bienvenida en todas partes. En Suiza, mucha gente piensa que las mulas o los burros son malos, estúpidos y que asustan a los caballos o a las vacas.
«Las mulas eran comunes en nuestras regiones alpinas, especialmente en el Valais (región con alta montañas del Sur de la Suiza), para la construcción de refugios de montaña, el trabajo de henificación y el cultivo de patatas y centeno.
Pero con la mecanización se produjo un declive, y en la actualidad la mula es más un animal de folclore que de monta o de carga, aunque parece que se está produciendo un renacimiento del interés por este fascinante híbrido.»
La mula aún no ha entrado en nuestra aduana…

Protección del medio ambiente:
«Se recomienda especialmente que durante las pausas en la línea (noche y/o almuerzo), los troncos de los árboles estén protegidos de la abrasión de la corteza por las cuerdas tensadas y que las raíces de los grandes abetos, por ejemplo, no queden atrapadas en la superficie.»

(Interview de Claire Meyer, guía de cabalgatas e instructora de guías de cabalgata. En el Jura Suizo, región en el norte-oeste de la Suiza, un “paradaiso dell cabalo” y la cabalgata.)

Artículos Relacionados

Menú