Plan Nacional de Restauración de Paisajes
Tendrá Protagonismo de Lagos y Lagunas Sureñas

Lanalhuenoticias.cl

Un rol importante jugarán lagos como el Lanalhue, el más estudiado de Chile, en los avances medioambientales y soluciones basadas en la naturaleza de los próximos años.

La Asamblea General de la ONU proclamó al 2030 como el año de cierre para acciones de sanación ambiental en la que están involucrados más de 70 países: “la Década Mundial de la Restauración”.

En Chile, este hito coincide con el “Plan Nacional de Restauración de Paisajes” y con la consolidación de iniciativas como PRELA, el Programa de Restauración que tiene como objetivo mejorar la salud del lago Lanalhue, cuyas investigaciones y logros son un aporte a la restauración a escala de paisaje y soluciones basadas en la naturaleza, especialmente por la participación ciudadana y el involucramiento de los habitantes.

Esto es compartido por Pedro Peña, miembro de la Fundación Nahuelbuta y de la Mesa de Gobernanza de la Cuenca del Lago Lanalhue: “Ha sido bonito el proceso, nos queda mucho, pero la mesa de gobernanza ha sido un proceso de aprendizaje de un proyecto tan importante. Es compleja la discusión entre tantas partes, pero vamos logrando un consenso en un territorio donde cuesta mucho hacerlo”.

El dirigente hizo un llamado a las nuevas autoridades: “Es fundamental que el próximo gobierno escuche y no solo se quede con la institución. Acá hay gente con mucho conocimiento, comunidades Mapuche, ancestros que tienen muchos conceptos que hay que incorporar. Ha sido una construcción compleja, pero que se va solidificando”, destacó.

El enfoque de PRELA y de la Década Mundial de la Restauración, permite la implementación de diferentes estrategias, como la restauración a escala de paisaje, que incorpora rehabilitación de suelos erosionados y ciclos hidrológicos, recuperación de vegetación y ecosistemas afectados por incendios forestales, así como conservación y protección de áreas naturales o de valor ecológico.

PLAN NACIONAL

Los trabajos van de la mano con la meta ambiciosa de restaurar un millón de hectáreas en Chile. Esto en el contexto del mencionado “Plan Nacional de Restauración de Paisajes”, enfocado en la rehabilitación de ecosistemas que puedan estar en decadencia, así como otros recursos naturales que se vean cada vez más escasos.

Ana Araneda, Consejera Regional de Biobío, contextualiza esta preocupación como una actitud que debe ser permanente: “Estos proyectos deben apuntar a largo plazo para que los políticos y quienes toman decisiones pongan los recursos. Estamos hablando de nuestro hogar, un espacio que necesitamos para toda la vida. Así como vamos, no hay un control. Programas como PRELA, donde se vincula la participación ciudadana y la gobernanza, apunta a tomar decisiones en conjunto”, señaló.

A raíz de estos problemas es que nacen soluciones para combatirlos. El proceso simboliza que Chile transitará hacia una mayor sustentabilidad y resiliencia del territorio frente al cambio climático, recuperando biodiversidad y aumentando la provisión de bienes y servicios del ecosistema.

Según Pamela Cuevas, coordinadora de PRELA, para lograr avances sostenibles en restauración, es clave la participación ciudadana, a través de la implementación de mesas de gobernanza.

“Los territorios, si bien pueden tener una autogestión, requieren financiamiento y profesionales de diversas disciplinas que den dirección a los acuerdos que se logran. La idea es mantener espacios donde las personas se puedan reunir para dialogar y por eso es necesario el programa, porque da solidez y permanencia. Este espacio permite tener diálogo y lograr acuerdos en beneficio de la salud del Lago Lanalhue. Por eso queremos darle continuidad al programa PRELA, para seguir impulsando la mesa de gobernanza. Hoy tenemos actores que están en la dirigencia pero que tienen desgaste por la larga trayectoria que tienen como dirigentes”, destacó la profesional.

DÉCADA MUNDIAL DE LA RESTAURACIÓN

Los estudios realizados en la cuenca del Lago Lanalhue, dan cuenta de que es necesario contar con información actualizada sobre el estado de salud de los distintos ecosistemas, cómo se comportan y la relación de las personas con ellos.

Las acciones implementadas por PRELA, que tienen directa relación con los resultados obtenidos de los estudios, permiten hoy contar con un método replicable, sin olvidar que cada territorio tiene sus particularidades y se comportan de manera distinta entre uno y otro.

Algo que también es valorado por el sector turístico y de servicios: “Ha sido muy importante para nosotros. Nos ha ayudado a ejecutar un viejo anhelo de control del lago. Siempre nos ha costado, pero, gracias a esto, somos nosotros quienes ven qué pasa. Hemos recibido mucho de los estudios que se han hecho, sabemos que el lago no está contaminado con combustible, por ejemplo, o cuándo se empezó a contaminar con otros factores. Todo eso es gracias a PRELA y los insumos que nos han dado. La mesa de gobernanza la integramos personas e instituciones de acá, entonces la conversación se hace conocida. No recibimos recetas de afuera ni acatamos lo que nos digan”, destacó Ernesto Cienfuegos, empresario y dirigente turístico de la zona.

Estas líneas de trabajo apuntan, en su conjunto y en el marco de una adecuada gobernanza, a lograr la sostenibilidad económica, ambiental y social en el largo plazo, por medio de acciones de mitigación y adaptación. Trabajos locales, para buscar un impacto global.

Será una década de arduo trabajo y construcción, para que el futuro sea lo más próspero posible. Los antecedentes expuestos demuestran la necesidad – y la urgencia – de trabajar por la restauración de la naturaleza y los ecosistemas, en un planeta que desesperadamente lo pide, considerando las necesidades locales de las personas que habitan cada territorio.

Fuente: https://portal.nexnews.cl/showN?valor=jcqu3

Artículos Relacionados

Menú